Cómo hacer una prueba de detección de radón en su casa

Escrito por Stacy Simon. Traducción por ContextGlobal, Inc. y editado por Rafael Delfín.
The danger of radon gas - concept image


Cuando se trata de reducir su riesgo de cáncer, una medida importante podría estar justo delante de su nariz o debajo de sus pies. Solicitar que se haga una prueba de detección de gas radón en su hogar puede ayudar a protegerle a usted y su familia de una causa clave de cáncer de pulmón.

En los Estados Unidos, aproximadamente 21,000 muertes de cáncer de pulmón cada año son atribuidas a la exposición al gas radón, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE. UU. Si bien no se acerca a las 480,000 muertes al año causadas por el consumo de tabaco, aun así es una cifra considerable. Y es la causa principal de cáncer de pulmón en no fumadores.

¿Qué es el radón?

El radón es un gas que se encuentra normalmente al aire libre en cantidades no perjudiciales. Es producido por la descomposición de uranio en el suelo y en rocas. El radón a veces se concentra en las casas construidas sobre suelos que tienen depósitos naturales de uranio. Puede entrar en los edificios a través de grietas en pisos o paredes, juntas estructurales o grietas en los cimientos alrededor de tuberías, cables o bombas. Los niveles de radón son por lo general más altos en el sótano o el espacio de separación entre el piso de la casa y el suelo del terreno.

Cuando alguien inhala gas radón, este ingresa a sus pulmones, exponiéndolos a pequeñas cantidades de radiación. Esto puede dañar las células en el revestimiento de los pulmones y aumentar el riesgo de una persona de desarrollar cáncer de pulmón. El riesgo es más alto en las personas que han vivido durante muchos años en una casa contaminada con gas radón.

 La exposición a la combinación de gas radón y el humo de cigarrillo crea un riesgo mayor de cáncer de pulmón que cada factor de riesgo por separado.

Prueba de detección de radón

Debido a que el gas radón no se puede ver ni oler, la única manera de saber si usted se está exponiendo a dicho gas es hacer una prueba para detectarlo. Una Guía Informativa sobre el radón, creada por la EPA, explica cómo hacer pruebas de detección en su casa de manera fácil y económica, y qué hacer si sus niveles son demasiado altos.

Usted puede contratar a un administrador profesional de pruebas de detección, o hacerla usted mismo con un set de prueba que compra en la ferretería o por Internet. Siga las instrucciones para dejar el set de prueba en su hogar durante la cantidad de días requeridos. Luego envíelo por correo a un laboratorio y espere los resultados.

Si los niveles de radón en su casa son altos, puede tomar medidas para bajarlos.  El método más común es tener instalado un sistema de conducto de ventilación y un ventilador, que expulse el radón que se encuentra debajo de la casa y lo ventile al exterior.

También es posible que el radón ingrese a su casa a través de su suministro de agua, aunque esto representa un riesgo mucho menor que cuando ingresa a través del suelo. Si tiene un pozo de agua privado puede hacer que le hagan una prueba de detección de radón. Si los niveles son altos, puede solicitar que se aplique un tratamiento al suministro de agua para eliminar el radón antes de este que ingrese en su hogar. Si le preocupa el radón y su agua proviene de un suministro de agua público, debe comunicarse con el proveedor.

Al igual que con la mayoría de las reparaciones en el hogar, el costo de reducir el gas radón en su hogar puede variar mucho, dependiendo de cómo está construida su casa (si tiene un sótano, espacio de separación entre el piso de la casa y el suelo del terreno, o ninguno de los dos) y del tipo de sistema que necesita.

Si considera que ha estado expuesto

No hay pruebas médicas de detección disponibles para todo el público que midan si ha estado expuesto al radón. Pero si usted cree que podría haber estado expuesto, hable con su médico sobre si debe hacerse revisiones médicas y análisis periódicos para ver si hay posibles signos de cáncer de pulmón. Los posibles síntomas son falta de aire (dificultad para respirar), una tos nueva o que empeora, dolor u opresión en el pecho, ronquera o dificultad para tragar.

Si usted fuma y sabe que ha estado expuesto a niveles altos de radón, es muy importante que deje de fumar. La combinación del humo de cigarrillo y la exposición al gas radón aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón más que el consumo de tabaco o la exposición al radón por separado.

Para algunas personas expuestas al radón a través de sus trabajos, como mineros de uranio, molineros y transportadores, el gobierno de los EE. UU. ha establecido el Programa de Indemnización por Exposición a la Radiación. Este programa ofrece indemnizaciones por cáncer de pulmón y algunas otras enfermedades pulmonares a las personas que califican.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.